¿Qué debe tener un botiquín de primeros auxilios en casa?

Los accidentes ocurren cuando menos los esperamos, por ello es necesario tener en casa un botiquín de primeros auxilios completamente equipado para resolver cualquier inconveniente de salud que podría afectar a familiares o amigos cercanos. Lo más recomendable es colocar todos los elementos dentro de una caja o un maletín cuya ubicación conozcan todos los habitantes de la vivienda. Dicho maletín debe ser lo suficientemente amplio para mantener los medicamentos organizados y en buen estado.

Una caída, un golpe o una quemadura son lesiones muy comunes dentro del hogar que hay que saber manejar con los productos indicados. Por ello, dejamos algunas recomendaciones a la hora de tratar estas emergencias en casa haciendo un uso adecuado del botiquín de primeros auxilios.

Medicamentos esenciales para un botiquín de primeros auxilios:

El acetaminofén o también llamado paracetamol es un antipirético y analgésico empleado para aliviar los síntomas de la fiebre y el dolor de cabeza. Este medicamento debe estar incluido en cualquier botiquín de primeros auxilios debido a su practicidad. Asimismo, es necesario contar con una crema cicatrizante en caso de alguna herida importante y en el caso que haya niños pequeños en casa por alguna caída o tropezón.

Si la afección incluye deshidratación por vómitos o diarrea, también deben estar incluidos en el kit algunos sobres de suero oral, pues son realmente útiles para evitar complicaciones mayores en el paciente. Otro medicamento que no puede faltar es el ibuprofeno, que es recetado por los médicos como un antiinflamatorio y es empleado para tratar dolores musculares o calambres menstruales.

Para mantener los medicamentos en buen estado es recomendable que estén en sus empaques o debidamente almacenados. Aquellos remedios que hayan cambiado de aspecto o estén próximos a su fecha de vencimiento deben ser reemplazados inmediatamente, sobre todo cuando se trata de jarabes, colirios para los ojos, pomadas y fármacos especiales.

primeros auxilios en casa

Para realizar alguna curación en el hogar o limpiar heridas en caso de hemorragia, heridas o quemaduras menores, el botiquín debe contener gasas o vendas de distintos tamaños, apósitos (para colocarlos luego de desinfectar la zona afectada), guantes de látex, tijeras y pinzas. A su vez, las sustancias antisépticas suelen ayudar a prevenir infecciones; el yodopovidona es uno de los más usados por su variedad de presentaciones en solución jabonosa y pomada.

Para colocar alguna inyección o para desinfectar el material de curación, como los termómetros y las pinzas, se emplea el alcohol etílico al 96. Es realmente eficaz para eliminar bacterias y hongos presentes en el ambiente, de allí su aplicación en los centros de salud.

¿Cómo tratar los accidentes ocurridos en el hogar?

Cuando hay golpes o caídas, dependiendo de su magnitud, pueden surgir hemorragias, si no existe sangrado es aconsejable aplicar compresas frías en la zona afectada. El hielo nunca debe colocarse directamente sobre la piel, debe estar envuelto en un trozo de tela o un paño de algodón. El tiempo suele variar, pero de 5 a 10 minutos será suficiente para evitar complicaciones. Por el contrario, cuando existe sangrado se debe aplicar agua destilada o alguna solución a base de yodo con la ayuda de una gasa; se puede presionar ligeramente sobre la herida para cortar el bote de sangre.

Si se trata de quemaduras leves o de primer grado, lo primero que se debe hacer es enfriar la piel con agua por espacio de 5 minutos. Este procedimiento ayudará a prevenir la hinchazón de los tejidos, no obstante, no es aconsejable colocar hielo sobre el área quemada. Luego se procede a vendar la zona tratada, se puede colocar algún ungüento o pomada para aliviar el ardor; las vendas no deben quedar muy ajustadas pues impiden el flujo de la sangre. Si la herida es mucho más grave o dolorosa, el paciente debe acudir inmediatamente a un centro asistencial para recibir atención médica especializada.

vendaje en casa

Recomendaciones:

  • El botiquín de primeros auxilios nunca debe estar al alcance de los niños, pues pueden correr algún riesgo de intoxicación. Solo personas adultas deben conocer su ubicación y todos los elementos que contiene.
  • Si en casa hay una persona con alguna enfermedad crónica, el maletín debe contener los medicamentos y las instrucciones para atender adecuadamente al paciente en medio de una emergencia imprevista.
  • La automedicación nunca es recomendable, antes de consumir algún fármaco debe ser recetado por un médico. Este hábito es muy común entre los pacientes, pero puede afectar seriamente la salud o traer complicaciones mayores.
  • En caso de emergencias como un incendio, un sismo o deslave la clave es contar con los equipos médicos necesarios para solevantar la situación. Además, es esencial tener una linterna, agua potable y comida no perecedera.
  • En la parte posterior del maletín o kit se pueden agregar algunos números telefónicos de interés, como los bomberos, emergencias, policías o ambulancias. Dichos datos deben ser actualizados constantemente para evitar confusiones.

Tal vez te interese: Ejercicios Prenatales: mantener la salud durante el embarazo

Imágenes:
http://cdn2.hubspot.net/hubfs/49484/Blogs_UNITEC/Corp_Samara/armar-un-botiquin-de-primeros-auxilios-2.jpg?t=1522707267155
https://naisa.es/blog/wp-content/uploads/2017/01/botiquin-1024×891.jpg