5 estrategias sencillas para mejorar la comunicación laboral

Una buena comunicación laboral es necesaria para mantener un excelente ambiente organizacional, además, fomenta la creatividad y la productividad en la oficina. Para lograr esto se busca mejorar las relaciones entre los empleados y los jefes. Pero, ¿Qué se necesita para lograr esto? Y ¿Qué estrategias fomentar para mejorarla?

5 estrategias para mejorar la comunicación laboral

En el ambiente laboral, existen distintas formas de clasificar las conversaciones. Es importante identificar cual se utiliza con mayor frecuencia para saber si se mejora o se refuerza su uso.

  • Analítico: el empleado suele usar un lenguaje técnico basado en datos y hechos muy específicos. Además, suele ser una persona seria y que recuerda muchas cosas a la vez. Busca siempre la calidad y la excelencia en su trabajo, por lo que pregunta muchas veces las indicaciones.
  • Directivo: es una persona muy independiente en sus actividades, pero muy autoritario. Le gusta brindar buenos resultados, aunque tenga que maltratar la relación con sus compañeros.
  • Intuitivo: es alguien intuitivo que muchas veces se basa en datos generales para llegar a sus conclusiones. Suele hablar abiertamente con sus compañeros, comparte sus sentimientos fácilmente y es entusiasta.
  • Personal: toma muy a consideración las relaciones personales, su comunicación es empática, con un trato muy cercano e información con sus compañeros de trabajo. Pone en prioridad el consenso del equipo antes que el objetivo y la actuación de emergencia.

1. Expresar las ideas claramente

Lo más importante para mejorar la comunicación laboral es expresar de forma clara y precisa las ideas que se desean transmitir. Esto se puede lograr de forma escrita u oral. En ambos casos, es indispensable contar con una guía para establecer las pautas a comunicar.

En caso de que se quiera comunicar con algún directivo o se tenga una presentación importante y exista el “miedo escénico”, siempre existe la opción de grabarse frente a una cámara, de esta forma, se podrá analizar el lenguaje corporal, corrigiendo postura corporal y escuchando el tono de voz.

Expresar las ideas claramente

Fuente: “https://pixabay.com”

2. Reuniones con el equipo de trabajo

Las reuniones con el equipo de trabajo son fundamentales para mejorar la comunicación laboral. Esto permite conocer las incomodidades de cada miembro y trabajar para resolverlas. Por eso, primero es importante reunirse de forma individual, para conversar de forma abierta y sin restricciones. Asimismo, estas reuniones permiten establecer un vínculo más cercano entre los compañeros de trabajos, ya que se fomenta la confianza.

En dichas reuniones, es importante anotar los puntos positivos y los negativos que se puedan mejorar; luego se realizará una reunión grupal en la que se expresen únicamente los puntos positivos del equipo. Hay que recordar siempre que se felicita en público y se corrige en privado, por eso, las cosas negativas se tratarán a puerta cerrada.

Reuniones laborales

Fuente: “https://pixabay.com”

3. Actividades divertidas

Una vez cada cierto tiempo, es bueno realizar una dinámica de trabajo diferente, la cual puede implicar desde un juego de mesa hasta una actividad al aire libre. Si en la oficina hay compañeros de otras nacionalidades o culturas, se pueden incluir para que enseñarle algo y al mismo tiempo unificar el equipo; de esta forma, se podrán conocer un poco más.

Si se cuenta con plataformas de comunicación interna, se puede utilizar para realizar concursos temáticos o votaciones, esto mejorará la comunicación laboral entre departamentos y fomentará la sana competencia.

4. Solucionar siempre los conflictos

Es normal que se tengan algunas diferencias debido a las múltiples personalidades que se relacionan en una oficina, pero parte de mantener una buena comunicación laboral consiste en saber solucionar siempre las diferencias.

Un conflicto no resuelto puede afectar la armonía del grupo y crear un ambiente pesado en donde no se pueda trabajar. Por esta razón, un buen líder primero debe identificar la causa del problema, muchas veces puede deberse a un desacuerdo entre los compañeros de trabajadores. Luego, es importante no tomar una postura a favor de ninguna de las partes, siempre se debe ser neutral.

Luego, es esencial reunirse con ambas partes por separado para encontrar una solución que beneficie a ambos. En caso de no poder mediar entre ambos trabajadores, se deberá pedir ayuda al departamento de Recursos Humanos.

Resolver conflictos

Fuente: “https://pixabay.com”

¡Importante! Lo que ayuda a la comunicación laboral en estos casos, es nunca intentar imponer la “paz” en un equipo con algún conflicto. Por lo que siempre se deberá mediar para encontrar la solución.

5. Buen humor

El buen humor siempre será un buen aliado para fomentar una excelente comunicación laboral entre empleado y jefe. Por eso, sin importar que tantos problemas personales se tenga, se deben dejar de lado para que no afecten el rendimiento de ningún miembro del equipo. Además, será mucho más fácil escuchar y mantener la mente abierta ante cualquier problema.

Para garantizar el éxito de una empresa y de los distintos equipos que la componen, debe existir un ambiente ameno y que fomente el trabajo en equipo. Por eso, hay que trabajar en este aspecto para que cada área dé su mayor potencial.

Quizás te pueda interesar: Productividad en la oficina: aprovecha al máximo el tiempo