Cuidado de la piel ¿Qué utilizar después de un día de playa?

A hombres y mujeres les encantan los días de playa. Las vacaciones son el momento de relajación en donde solo se piensa en descansar y disfrutar. Sin embargo, se debe tener presente el cuidado de la piel ¿por qué? mantener una dermis hidratada puede evitar esas molestas resequedades o sensación escamosa que se puede tener en brazos y piernas si no se utilizan los productos adecuados para la hidratación.

día de sol

Día de Sol

En los días de descanso es probable que el primer destino de relajación sea la playa, es por esto que existen distintas rutinas que se pueden seguir para evitar la insolación y para curarla cuando ya no hay vuelta atrás para evitar el sol.

¿Por qué el cuidado de la piel es importante?

En las vacaciones, cuando el destino es la playa, es posible que descuide un poco la piel del cuerpo y rostro. Verse bronceado y lucir un tono moreno o mostaza en el cuerpo puede causar sensación; la ropa queda perfecta y se puede decir adiós al maquillaje en el caso de las mujeres. Adicionalmente, el sol aporta al cuerpo vitamina D tan necesaria en la piel de los humanos.

No se debe culpar a la naturaleza, pues cuando se abusa y se excede de la radiación solar, pueden aparecer problemas de salud y malestares que llegan a ser muy dolorosos e incómodos al regresar a la rutina diaria.

Entre ellos se puede mencionar el bronceado excesivo el cual causa deshidratación rápida y sudoración, por lo que la piel queda más expuesta a infecciones.

protección solar

Protección Solar

La piel del cuerpo es muy delicada; es un recordatorio constante de que, si las heridas no se cuidan a tiempo, puede causar estragos (tanto de salud como estéticos) por un tiempo bastante largo. Un bronceado es hermoso hasta que uno queda manchado gracias a la resequedad.

Cuidado de la piel en casa

Cuando se llega a casa después de un día de playa, el primer paso es tomar un baño. El refrescar el cuerpo con una ducha de agua tibia puede ser regenerador y satisfactorio; Además, se podrá recuperar un poco el color natural de la piel y es una solución inmediata para la insolación.

bronceado

Se debe utilizar un gel de baño de pH neutro. Esto permitirá que la piel no se exponga a agentes químicos que puedan irritarla aún más. Los geles neutros son ideales para las pieles sensibles, además permiten que se elimine el salitre del mar y el cloro que se encuentra en la piscina. El agua dulce es ideal también para lavar el cabello y eliminar la resequedad o dureza que puede aparecer después de ir a la playa.

En caso de que se desee conservar el bronceado obtenido, es recomendable que se utilice 4 bolsas de té negro, las cuales se deben añadir a un litro de agua dulce y posteriormente aplicarlo en el cuerpo durante el baño. Así, se tendrá un bronceador natural que además hidrata y ayuda al cuidado de la piel.

La hidratación es primordial

Después de un verano de playa y sol, la rehidratación es el objetivo principal ¿Cómo lograrlo? Los productos de uso tópico son ideales para alcanzar este propósito. La crema hidratante debe ser el primer aliado. El aplicarla después del baño y en el transcurso del día puede significar una mejora inigualable en la salud de la piel.

Los productos de marcas como Ducray, Neutrogena, Avéne, La Roche-Posay son algunas de las que se pueden tener a la mano para aplicarla constantemente sobre la piel.

Se debe tener presente que algunos de los compuestos de estas cremas deben ser vitamina E y C, resveratroll, e incluso retinol. También se debe tener en cuenta seleccionar una crema para el cuidado facial que vaya de acuerdo al cutis, así como beber agua será necesario para el adecuado cuidado, aproximadamente 2 litros de agua deben ser ingeridos en el transcurso del día.

La exfoliación

exfoliación

Uno de los tratamientos más recomendados para limpiar la piel, es la exfoliación; sobre todo cuando está es expuesta al sol, lo que le da un aspecto seco y agrietado, inclusive si no se nutre de la manera adecuada puede mostrar piel muerta. Esta forma es la más adecuada para eliminar esos residuos e impurezas de piel que ya no favorecen a al rostro.

Al momento de exfoliar se estará limpiando el rostro dejándolo libre para la restitución del colágeno. En caso de que no se desee utilizar cremas exfoliantes, hay muchas opciones naturales que se pueden tomar en cuenta. Entre estos podemos mencionar el café, la leche y avena, granola, linaza y miel, azúcar y limón.

¿Cómo evitar la insolación?

En el verano es normal que se busque un bronceado hermoso, sin embargo, no se puede descuidar la salud corporal para conseguirlo. El uso del bloqueador solar es elemental para proteger la piel de los rayos ultravioleta. Con él se puede evitar quemaduras y obtener un bronceado duradero y lo más importante, sano.

De igual forma existen muchos alimentos que pueden ayudar a conseguir un bronceado natural, la ingesta de zanahorias, vegetales verdes, espinacas o betabel son algunos de los más recomendados.

¿Se debe usar protector solar después del verano? La respuesta es Sí. La dermis suele estar expuesta constantemente a los rayos del sol, es por esto que la opción más adecuada es utilizar cremas hidratantes con protección solar de manera cotidiana, crear rutinas de cuidado de la piel es el primer paso para el cuidado y bienestar personal.

Tal vez te pueda interesar: Cuidados de la piel después de un día de sol

Imágenes:
https/www.mujerglobal.es/wp-content/uploads/2017/04/proteccion-solar-selvert-piel-p.jpg
https//ecoosfera.com/wp-content/imagenes/sugar-scrub.jpg
https//www.webconsultas.com/sites/default/files/bronceado.jpg
https//equilibratesv.com/wp-content/uploads/2015/03/summer-beach-holiday-coconut_1920x1200-1024×640.jpg