Ejercicios con fitball: cómo usarla para tener mejores resultados

Los ejercicios con fitball ayudan a tonificar y a mejorar la postura. Esta pelota de grandes dimensiones se puede usar tanto en el gimnasio como en la casa para mejorar y potenciar los resultados de los ejercicios que se realizan.

Además, la fitball es muy útil cuando las técnicas comunes se vuelven algo pesadas de realizar. Por otro lado, es importante recordar que el musculo suele adaptarse rápidamente a una rutina, por lo que agregar variabilidad ayuda a mejorar los resultados. También resulta útil para prevenir futuras lesiones en la zona de los lumbares, la cual suele estar muy comprometida cuando se realizan abdominales.

Al realizar ejercicios con fitball inicialmente será difícil acostumbrarse a su forma, sin embargo, cuando se logre, esto ayudará a mantener la estabilidad y no caerse de la pelota. Una duda que tienen todas las personas a la hora de usarla o comprarla, es como calcular el tamaño, pues lo ideal, es probarla antes de adquirirla, sentándose sobre ella, y si las piernas hacen un Angulo de 90°, es la indicada.

Ejercicios con fitball para el centro del cuerpo

La zona central del cuerpo, también conocida como core involucra los músculos de la región abdominal y la parte baja de la espalda. Al ser el centro de gravedad del cuerpo, trabajarla ayuda a enlazar la parte superior y la inferior para mejorar el equilibrio. Además, favorece la respiración, lo que ayuda a la ventilación de los órganos con aire limpio.

Por esta y otras razones, entrenar el core se vuelve muy importante. Pero también, resulta una de las zonas más problemáticas para trabajar. Así que realizando algunos de estos ejercicios con fitball, se pueden obtener grandes resultados.

Abdominales con fitball

Abdominales con fitball

Uno de los más sencillos consiste en hacer abdominales con esta pelota como apoyo. Para ello, es necesario que la persona se siente en la pelota, de forma que apoye en ella la mayor parte de la zona baja de espalda. Las manos irán detrás de la cabeza y con los pies firmemente apoyados en el piso, se comienza a subir y bajar. Tomando aire al bajar y soltándolo por la boca al subir. Se pueden realizar tres series de 20 repeticiones, aumentando las repeticiones conforme se pase el tiempo.

También se pueden realizar planchas estáticas. La primera modalidad posible consiste en apoyar las piernas en la pelota, quedando el cuerpo en paralelo y los brazos extendidos. Con mucho cuidado, se deben llevar las piernas hacia el pecho, apretando el abdomen para no lesionar la zona lumbar.

Plancha con fitball

Plancha con fitball

El uso de este producto también ayuda a entrenar la zona de los oblicuos. Para realizarlo, la persona debe colocarse en vertical, apoyando la cadera en la pelota y llevando sus manos al pecho. Lo mejor es poner la pierna que toca el piso por encima de la otra pierna y si se cuenta con un banco o una pared, se puede reforzar el apoyo para evitar que la pelota se mueva.

Ya que se está en la posición inicial, se debe mantener el cuerpo recto para comenzar a subir y bajar. De nuevo, se debe presionar el abdomen para no ocasionar alguna lesión. Cuando se realiza el movimiento para bajar, se debe tratar de llevar el codo al piso y volver a la posición inicial. Se pueden empezar con tres series de 15 repeticiones.

Ejercicios para glúteos y piernas

Para las mujeres, exhibir unos glúteos tonificados siempre será una meta a alcanzar. Por eso, existen una serie de ejercicios con fitball que hacen mucho más fácil esta tarea pues al agregarle la resistencia de la pelota ayuda a trabajar estos músculos más rápido.

Sentadilla con fitball

Sentadilla con fitball

Una forma sencilla de comenzar a entrenar las piernas consiste en hacer sentadillas. Para ello, se apoya la fitball en una pared y de espaldas a esta, se apoya la zona lumbar para asegurar que el peso quede en los talones para activar los músculos del glúteo. Se debe comenzar a subir y bajar, recordando siempre hacer un ángulo de 90° con los muslos y la tibia. Para empezar, 15 repeticiones y 3 series está bien y a medida que se va avanzando, se pueden aumentar el número de repeticiones.

La elevación de pelvis es otros de los ejercicios con fitball que ayudan a fortalecer los glúteos. Para empezar, es necesario estar acostado en el suelo, preferiblemente sobre una colchoneta. Los pies se apoyan sobre la pelota y se eleva la cadera y el glúteo, tratando en lo posible que la pelota no se mueva. Los brazos deben estar los más extensos posible para que sirvan de apoyo. Para agregarle mayor intensidad, se puede realizar este ejercicio con una sola pierna apoyada en la pelota. Es bueno comenzar con 3 series de 15 repeticiones.

Elevación de pelvis con fitball

Elevación de pelvis con fitball

Los aductores y abductores son otras zonas que se pueden trabajar. En la misma posición vertical que la usada para lo oblicuos, se sujeta la pelota con ambas manos y se estira una pierna posicionándola en el piso para mayor estabilidad. La otra pierna comienza a subir y bajar completamente extendida. Se pueden hacer 3 series de 10 repeticiones con cada pierna.

Los ejercicios con fitball son fáciles de realizar, incluso se puede usar mancuernas para hacer ejercicios de brazo y pecho y quemas más calorías. Las posibilidades son infinitas. Lo importante es recordar siempre, buscar un punto de apoyo para evitar que la pelota se desplace.

Te puede interesar: Jumping fitness: quema calorías de forma divertida

Imágenes:
http://masquemayores.com/magazine/tiempo-libre/primer-post/

Fitball – Beneficios y ejercicios


https://www.marie-claire.es/belleza/fitness/fotos/10-ejercicios-de-piernas-con-fitball/sentadilla
https://www.marie-claire.es/belleza/fitness/fotos/10-ejercicios-de-piernas-con-fitball/puente1