¿Cómo estimular a un bebé en sus primeras etapas de vida?

Cuando un bebé nace, todo es nuevo para él, su pequeño cerebro es como una esponja que absorbe cada estimulo del ambiente, por lo que su método de aprendizaje se basa en la experimentación. En este orden de ideas, estimular a un bebé se convierte en una práctica casi obligatoria, ya que de esto dependerá su desarrollo cognitivo.

Desde el minuto uno en el que el bebé esta en este mundo, todo le llama la atención. Se comienzan a formar conexiones que ayudarán a clasificar toda la información que se procesa. A medida que crece, el juego se convierte en la forma más fácil de establecer todo su aprendizaje, además de su desarrollo emocional, social y físico.

Formas de estimular a un bebé en sus primeros meses

En los primeros meses, es muy importante que el bebé desarrolle ciertas habilidades, una primera actividad que se puede realizar para estimularlo consiste en amamantarlo. Todo bebé debe poseer el reflejo de succión, el cual le ayudará a alimentarse del pecho de su madre o de un biberón. Por otro lado, la leche materna no solo es buena para el fortalecimiento de su cuerpo, sino que también le ayuda a nutrir su cerebro, ya que los ácidos grasos que se encuentran en la madre ayudan a las neuronas del pequeño.

La lactancia materna fomenta la estimulación

La lactancia materna fomenta la estimulación

Adicionalmente, la música es capaz de estimular a un bebé tan bien como cualquier otra actividad. Ver a otros bailar lo invita a imitar el movimiento. Aunque al principio solo mueva las extremidades, poco a poco seguirá el ritmo y si los padres lo toman en brazos y lo balancean también pueden ayudar a calmarlo. Eso sí, se deben evitar los movimientos bruscos.

Por otro lado, mostrarle distintos objetos ayuda a fortalecer su curiosidad. A los bebés les encantan los objetos que brillan. Además, poseen lo que se ha denominado “Permanencia de objetos” que consiste en la incapacidad de comprender que los objetos siguen existiendo cuando no los ven. Por eso, cuando les esconden un juguete, comenzarán a buscarlo, hasta que vuelve a aparecer “mágicamente”.

Al cumplir los seis meses, empiezan a desarrollar más fuerza, además de establecer un mayor control sobre su cuerpo. A partir de aquí, los juegos serán mucho más físicos y les encantará que los lleven de “caballito”. También disfrutarán de los olores y los sonidos nuevos, por eso, si se está en la cocina y el pequeño está muy inquieto, se le pueden enseñar las distintas especias, como la canela o la vainilla.

En esta etapa, además, desarrollan la vista y su capacidad para seguir objetos. Por eso, una actividad que los invita a caminar es perseguir cosas. La alternativa más segura y divertida, es perseguir burbujas. También en el baño se convierte en una opción entretenida.

Como estimular al bebé luego del año

Aunque en esta etapa casi es un niño, aún se debe continuar con la tarea de estimular al pequeño para que siga aprendiendo. Al cumplir el año, los juegos se centran más en su motricidad gruesa y fina sujetando algunos objetos.

A partir de los 12 meses, los bebés están empezando a comprender las conexiones que existen entre los objetos y el mundo. Por eso, comenzarán a juntar los objetos según categorías. Para estimularlos, se les puede dar una caja de zapatos y mostrarle como llenarla o también, conseguir rompecabezas para bebés.

Juegos de bebés

Juegos de bebés

Cuando ya caminan, la estimulación se debe centrar en animarlos a moverse hacia algunas cosas. Una idea, es poner sus juguetes preferidos en algún lugar cercano a ellos, e invitarlos a ir a buscarlos. Los pequeños aprenden por imitación, así que si el padre les enseña cómo deben encontrarlos, los bebés poco a poco irán realizando el movimiento. Como la imitación será su principal método de aprendizaje, se puede estimular este comportamiento haciendo sonidos graciosos o muecas.

Por otro lado, pasando el segundo cumpleaños, el aprendizaje es más simbólico que imitativo. Por lo que comienzan a crear personajes e historias que se relacionan muchas veces con el mundo que los rodea y otras con un mundo que ellos mismos crean. Aquí, ya comienzan a establecer relaciones sociales con niños de su misma edad, estimulando su vocabulario.

El aprendizaje se centra en explorar y jugar

El aprendizaje se centra en explorar y jugar

Para ayudarlos a seguir desarrollando sus pequeñas mentes, una buena idea es brindarles hojas y colores, así como materiales para moldear. Las muñecas y los coches se convertirán en su principal herramienta de juego, ya que comienzan a simular personajes: profesores, cocineros o papás haciendo que su imaginación este al máximo.

Estimular a un bebé durante los primeros años de su vida es una tarea sencilla que se realiza a través de los juegos y la experimentación. Los padres están ahí para acompañarlos en este nuevo camino que los pequeños emprenden, brindándoles las herramientas para un excelente desarrollo.

Te puede interesar: Importancia de la lactancia materna

Imágenes:
https://pixabay.com/es/madre-mujer-personas-ni%C3%B1o-beb%C3%A9-2605133/
https://pixabay.com/es/m%C3%BAsica-kids-ni%C3%B1os-jugar-xil%C3%B3fono-818459/
https://pixabay.com/es/personas-ni%C3%B1os-ni%C3%B1o-feliz-1560569/

Un texto con la colaboración de Lina Bobadilla, Asistente de PR