Facturación electrónica en Colombia: del papel a la pantalla

A partir del mes de enero del año 2018, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) implementó de forma obligatoria la facturación electrónica en Colombia. En este sentido, todas las empresas contribuyentes deben aplicarla como un método confiable de registro contable. Sin embargo, los plazos se han extendido según la naturaleza de la empresa: los contribuyentes tenían plazo hasta el 29 de Junio de 2018, quiénes expidieron más de 3 millones de facturas entre el 1 enero y el 31 octubre tienen hasta el 29  de septiembre de 2018 y las Mypimes hasta el 1 de enero de 2019.

El decreto número 2242 fue realizado durante el año 2015; posteriormente con la Reforma Tributaria de 2016, quedó fijada la necesidad de implementar un nuevo proceso tecnológico que permitiera masificar el proceso de la facturación electrónica; dejándola como un mecanismo efectivo anti-evasión de impuestos tributarios. Puesto que, anteriormente esto era opcional y las facturas podían ser emitidas tanto en físico como virtual.

El principal objetivo de esta nueva resolución es que el país tenga un mayor control sobre el sistema financiero. De esta manera, es mucho más sencillo completar el reporte de pago de los impuestos que manejan todas las empresas contribuyentes de la DIAN. Así, la recaudación del Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) es mucho más exacta y confiable.

Cabe destacar, que otros países de América Latina como Ecuador, Chile, México y Perú ya aplican esta tecnología y este modelo de facturación digital para registrar las compras que se realicen por las diversas plataformas de comercio electrónico y a través de los medios comerciales convencionales.

Facturación electrónica DIAN 2018

¿Cómo funcionan los softwares de facturación electrónica en Colombia?

Integran un módulo de facturación que se encarga de emitir y recibir comprobantes de pago de la forma más rápida y segura. Todo esto apegado al cumplimiento de las normativas vigentes en el país.

El funcionamiento del software integra los siguientes pasos: en principio la plataforma se encarga de verificar detalladamente los datos del cliente y del vendedor; esto para asegurarse de que sean entes jurídicos dentro del país. Asimismo, valida que el número de facturación sea correcto y que el cálculo del porcentaje esté acorde a la transacción realizada.

Los datos requeridos para que una factura sea emitida sin contratiempos son: el nombre del cliente, el número telefónico, la dirección de su vivienda, el código del producto adquirido, costo del producto y monto del impuesto.

“Todo esto en conjunto, y desde el punto de vista del mérito ejecutivo, le da a la factura electrónica el mismo valor legal que tiene en papel. Por eso, cuando se habla de facturación electrónica, realmente se está hablando de facturas, notas crédito, y notas débito del proceso comercial en digital”
Benjamín Archila, Gerente General de Consensus S.A.S.

Posteriormente, después de este proceso de validación de datos, la información recolectada es enviada en un máximo de 48 horas a la DIAN. De esta manera, es más sencillo y preciso la recolección de estadísticas de los impuestos aplicados en las transacciones comerciales.

Entre los principales beneficios de la facturación electrónica en Colombia se encuentra la inmediatez en el proceso de cierre de caja para las empresas, pues esto supone menos gastos operativos. En segundo lugar, hay una ventaja desde el punto de vista ecológico, pues con esta resolución hay un ahorro considerable de papel.

Facturación Electrónica

En el caso de los clientes, representa una mejora considerable sobre el manejo de sus datos confidenciales, ya que evita extorsiones o fraudes. A su vez, la DIAN puede conocer en tiempo real los datos fiscales que se generan cada mes; sin necesidad de esperar las declaraciones que realizan los contribuyentes a finales del año.

¿Cómo se lleva la Facturación Electrónica en Colombia desde Linio?

Linio Colombia es uno de los grandes contribuyentes de la DIAN; en este sentido, la empresa de comercio electrónico trabaja en la implementación de las mejoras necesarias para que el cliente y los proveedores puedan sentirse cómodos con este nuevo sistema que será administrado por el Grupo Seres Colombia.

De cara al cliente, el proceso de facturación en Linio será también de forma virtual, pues con este procedimiento el consumidor recibirá el comprobante de pago directamente en su correo electrónico y podrá llevar un registro de sus transacciones dentro de la plataforma.

Cuando se trata del modelo de negocio Marketplace, supone que el seller o el vendedor es el encargado de efectuar el proceso de facturación para el cliente. Pues en este caso Linio es un intermediario entre el proveedor y el consumidor final.

Tal vez te interese: La logística como pilar del crecimiento del comercio electrónico en Colombia

Imágenes:
http://estudiocontablevmc.pe/wp-content/uploads/2016/01/librosfiscalizacionelectronica.jpg
http://efacturacion.pe/wp-content/uploads/2017/10/facturaci%C3%B3n-electr%C3%B3nica.png