Jumping fitness: quema calorías de forma divertida

El jumping fitness se ha convertido en la tendencia en todos los gimnasios alrededor del mundo, y es que se trata de un ejercicio lleno de intensidad, pero además muy divertido de practicar. También se le conoce como air fit o body jump, su principal atractivo es que es un entrenamiento cardiovascular que incluye ejercicios aeróbicos de intensidad media-alta para todo el cuerpo.

Para realizar esta actividad solo se necesita una cama elástica o plataforma hexagonal, la cual incluye un mango para sostenerse y lograr movimientos mucho más complejos e incluso hacer sentadillas. El jumping fitness se ejecuta mediante una coreografía en la que todos los músculos se ejercitan y trabajan en simultáneo, es especial las zonas del abdomen, las piernas y los glúteos.

La aparición del jumping fitness se remonta al año 2001 cuando sus creadores inventaron esta alternativa para ayudar a un amigo a bajar de peso. Poco a poco fueron implementando una rutina completa de ejercicios que incluía como elemento principal un trampolín con una barra de seguridad. Desde entonces ha ganado popularidad por todos los rincones del mundo y cada vez son más las personas que se atreven a practicarlo.

¿En qué consiste el Jumping fitness?

La técnica no es para compleja, se trata de entrenamientos de intervalos considerados de alto impacto para el cuerpo. Para comenzar una sesión se debe contar con un trampolín individual que integre un soporte, pues esta barra ayuda a ejecutar movimientos complejos con total seguridad. Cada rutina varía según el instructor, pero lo más común es que se realice una coreografía completa con movimientos aeróbicos de danza a partir de varias canciones de géneros urbanos.

Los trampolines están diseñados en acero de forma hexagonal, la banda elástica está sujeta a esta superficie de metal. En este sentido, la libertad de movimiento es mucho mayor a solo practicar saltos en una cama elástica ordinaria. Cabe destacar, que la estructura resiste un máximo de 120 kilos de peso aproximadamente.

Todas las rutinas de entrenamiento están pensadas para evitar caídas o lesiones en los participantes, por ello los instructores deben estar debidamente certificados. La lona del trampolín es la encargada de amortiguar todo el impacto que se genera en los saltos, por lo que ni las articulaciones ni los huesos se ven afectados durante el ejercicio.

jumping fitness beneficios

jumping fitness beneficios

Beneficios de practicar jumping fitness:

Son muchas las ventajas que le aporta el jumping fitness a las personas que lo realizan con regularidad, entre ellas están:

  • Se estima que en una sola clase de 60 minutos de duración se pueden quemar entre 600 a 700 calorías aproximadamente.
  • Este novedoso método hace que alrededor de 400 músculos se ejerciten al mismo tiempo, estos son muchos más de los que normalmente están involucrados en una sesión ordinaria de aerobics o running, lo que lo convierte en una práctica perfecta para bajar de peso y prevenir la aparición de celulitis.
  • Es un ejercicio completamente seguro para las personas de cualquier edad, pues no tienen que preocuparse por sufrir alguna lesión durante el entrenamiento.
  • Es un excelente ejercicio para sudar y eliminar toxinas del organismo. Durante este proceso la piel se deshace de arsénico, mercurio, cadmio y plomo; todos salen por los poros mediante la sudoración.

    ejercicios para tonificar

    ejercicios para tonificar

  • Los músculos de las piernas, los brazos y el abdomen son los más beneficiados durante estas completas sesiones de entrenamiento.
  • La plataforma o cama elástica es idónea para mitigar los movimientos que se efectúan durante la coreografía, aquellas personas con padecimiento en las articulaciones, sentirán alivio con esta actividad cardiovascular.
  • Saltar al ritmo de una música contagiosa puede ser la mejor medicina para combatir la depresión y el estrés que ocasiona la rutina y el sedentarismo.
  • La clave para dominar el jumping consiste en mantener un constante equilibrio en todos los movimientos que se llevan a cabo sobre la cama elástica. De igual forma que el yoga o pilates, los cambios de gravedad hacen que sea mucho más eficaz para tonificar los músculos.
  • Está demostrado que cuando se practica el jumping se mejora la coordinación y la capacidad de concentración.

Practicar Jumping Fitness en casa:

Este divertido ejercicio no se limita a las salas de entrenamiento de los gimnasios, al contrario, es perfectamente adaptable para las espacios al aire libre como los jardines o los parques. De esta manera, la persona entrará en contacto con la naturaleza mientras se divierte quemando calorías. Para comenzar solo es necesario un trampolín hexagonal o una cama elástica, cualquiera de las dos opciones deben incluir una barandilla para mantener el equilibrio. Si lo que se busca es ponerse en forma, pero el gimnasio es muy aburrido para eso, intentar rutinas propias de entrenamiento e incluir a familiares y amigos en esta practica divertida y saludable puede resultar muy beneficioso.

Tal vez te interese:  GymVirtual: las rutinas de Patry Jordan para una vida sana

Imágenes:
http://www.jumpingfitness.com.ng/hidethecontentss/uploads/2017/06/gallery-1.jpg
https://www.eileenkoch.com/wp-content/uploads/2015/10/Outdoor-Class-with-Jumping-Fitness.jpg