Menú détox: opciones rápidas y sencillas para la semana

Tener una dieta balanceada y equilibrada es un paso importante para mejorar la salud. Por eso, hay que pensar en recetas sencillas que se puedan realizar fácilmente en la mañana para llevarlas a la oficina. Un menú détox, es una alternativa a esas personas que desean preparar una comida deliciosa sin pasar horas en la cocina y, lo más importante, que les sacie durante toda la tarde para no sucumbir ante cualquier antojo.

De esta forma, se puede tomar un día de la semana, casi siempre es el domingo, para planear qué preparar y en dónde se incluirá. Existe una amplia selección, como un batido en las mañanas o una ensalada para el almuerzo. Lo importante será preparar comidas nutritivas y con las calorías justas para tener energía.

Planificar un menú détox

Imagen recuperada de “www.pixabay.com”

No hay necesidad de tomar solo batidos, ya que comúnmente se conoce a esta modalidad como una dieta líquida que ayuda a limpiar el organismo. Lo ideal, es seleccionar aquellos alimentos que tengan propiedades desintoxicantes.

Distintas opciones para elaborar un menú Détox

Desayuno

Los desayunos son una de las comidas más importantes durante el día, ya que el cuerpo ha pasado por un periodo en el cual no ha consumido ningún alimento. Por eso, es importante contar con una buena comida para que se tenga energía.

En estos casos y para ahorrar tiempo, se debe optar por tener algo de fruta, debidamente lavada y picada, dentro del refrigerador. Los mixes de frutos rojos o verdes son la opción perfecta para realizar un smothie matutino. Si se le agrega yogurt, se convertirá en un tazón perfecto para combinar con cualquier cereal.

Otra alternativa para un menú détox es tomar una taza de té verde, regaliz o jengibre, acompañado con un tazón de fruta y un yogurt natural con avellana o almendras. Para aquellos que amen el pan, lo mejor es optar por hacerse un sándwich con unas rebanadas de pan de centeno, humus y aceite de oliva; también se recomienda agregar jamón de pavo y tomate.

Almuerzos

Una comida fuerte a medio día puede hacer la diferencia para continuar el día con buen ánimo. Cuando se planee un menú détox para llevar a la oficina, se debe considerar incluir proteínas con un alto índice de nutrientes, como es el caso del pescado y el pollo. A su vez, se combinan con vegetales, de preferencia aquellos que tengan hojas verdes.

En este caso, el dejar previamente preparadas algunas cremas como de calabaza, espárragos, guisantes o brócoli, se traducirá en un ahorro de tiempo muy significativo. Para complementar, se prepara una pieza de pescado al horno o al vapor con vegetales y si se quiere dar un toque distinto, se puede probar con la quinoa como sustituto de los carbohidratos.

Otra opción, consiste hacer una ensalada con lechuga, tomate, aguacate, garbanzos y champiñones. Para terminar la comida se puede tomar un yogurt de soya, sin agregarle nada más. La cocción de los alimentos es muy importante, si se consumirán los vegetales completos, lo mejor es cocinar al vapor o en el horno; en este último método, se debe agregar algunas gotas de aceite de oliva y condimentar al gusto.

Cenas

Esta será la última comida del día, la cual debe consistir en un alimento ligero, pero que tenga el aporte calórico para permitir el buen descanso. Algunos apuestan por tomar una sopa de junto a una pieza de pan integral tostado.

Las ensaladas también son la alternativa perfecta durante las horas nocturnas, así que la combinación de lechuga, tomate, aguacate y pollo, acompañado con un yogurt griego y un vaso de agua o un té, serán una comida perfecta para terminar el día.

Cena ligera

Imagen recuperada de “www.pixabay.com”

Pero si se quiere una opción más elaborada para romper la rutina, un Maki vegetariano se convertirá en esa opción para escapar de la rutina. Su elaboración es muy sencilla, basta con tener láminas de algas nori, extender el arroz en ella y rellenarlos con algunos vegetales, como el aguacate, zucchini y morrones.

Ya sea que se planee realizar un menú détox para tener una alternativa más saludable durante las comidas, es importante saber que hay algunos alimentos que no se pueden agregar durante la elaboración de cualquier plato. Lo primero, es que haya que intentar reducir el azúcar refinado, por eso, las infusiones o los tés que se consuman deben estar endulzados con miel de agave o tomarlos al natural.

Por otro lado, los productos lácteos deben ser sustituidos por opciones más saludables. La leche de vaca puede cambiarse por cualquier leche vegetal, como la de almendras o avenas, las cuales tienen algunos nutrientes beneficiosos para el organismo. Y, es importante recordar, evitar comer grasas procesadas o muy saturadas, ya que resultan muy pesadas para el organismo.

Menú semanal

Imagen recuperada de “www.pixabay.com”

Un menú détox se compone de aquellos ingredientes que ayudarán al organismo a limpiarse de forma natural de los excesos que muchas veces se consumen. Asimismo, resulta en una propuesta para elaborar comidas sencillas y deliciosas para llevar a la oficina. ¿Te atreves a probarlo?

Quizás te pueda interesar: Deliciosos batidos naturales para prevenir el estreñimiento