Del huerto a tu mesa: Plantas comestibles para sembrar en casa

Las plantas aromáticas no pueden faltar en ningún hogar, pues son ellas las que le aportan ese toque inconfundible a las preparaciones y recetas más increíbles para el paladar o proporcionan alivio a dolencias y/o enfermedades. Algunas de estas plantas comestibles para sembrar en casa, son muy sencillas de cultivar y no requieren de cuidados extraordinarios para que crezcan fácilmente.

Un huerto casero, además de ahorrarle dinero a quien lo cultive, no necesita de un espacio muy amplio, de hecho, las personas que viven en apartamentos o casas pequeñas recurren a tenerlo en una ventana o balcón. Bastará con una maceta alargada y tierra para cultivar para comenzar a tener un propio espacio de cosecha.

Plantas comestibles para sembrar en casa:

La albahaca es una de las plantas más aromáticas con mucho sabor para los guisos, las sopas, las ensaladas y las pizzas. En la cocina italiana tradicional se usa especialmente para elaborar salsa pesto y salsa de tomate. Sus hojas frescas o secas son un excelente aromatizante y condimento para este tipo de comidas.

Para plantarla solo se necesita una maceta con suficiente tierra húmeda, se ubican varias semillas a una profundidad aproximada de 4 centímetros de la superficie. Se riega dos veces por semana y se pone en un espacio al aire libre donde reciba suficiente luz solar. Una vez cosechadas, sus hojas se pueden conservar por más tiempo en un frasco de vidrio dentro de la nevera.

Otra planta que no puede faltar en el huerto casero es el hinojo, debido a que es muy útil para resolver problemas del sistema digestivo como: gases, acidez e indigestión por comidas muy pesadas o con exceso de grasa. A su vez, se caracteriza por aliviar algunas afecciones del tracto respiratorio como: tos, bronquitis y asma. En el área culinaria es común usarlo para acompañar ensaladas, carnes y pescados.

El tiempo de crecimiento del hinojo es de aproximadamente 80 días, así que no te desesperes, sus semillas pueden ser adquirirlas sin problemas en cualquier vivero. Esta planta requiere de un suelo húmedo y con un buen drenaje. Al principio, el riego debe ser moderado hasta que aparezcan los primeros brotes en la superficie de la matera. Al momento de la cosecha, se cortan las hojas y los frutos, se sugiere cortar por encima del nivel del suelo dejando bajo la tierra del bulbo.

Plantas en casa para Cocinar

Una de las plantas comestibles para sembrar en casa más conocida es el tomillo, la cual tiene excelentes propiedades curativas. Es especialmente utilizada como antinflamatorio, expectorante y analgésico natural para tratar ciertas dolencias; esto es gracias a que contiene flavonoides y terpenoides.

El tomillo se usa para condimentar todo tipo de recetas, en especial carnes y guisos, ya que su característico sabor y su agradable aroma le aporta un toque delicioso a las comidas. Esta planta tiene muchos usos cosméticos, uno de ellos es combatir el acné y la grasa que se produce naturalmente en el rostro. Para ello, es necesario preparar una infusión y con la ayuda de algodón, dar pequeños toques sobre la piel.

A su vez, puede ser un buen aliado para mejorar la higiene dental y evitar problemas bucales como la gingivitis y la piorrea. Se recomienda hacer buches o enjuagarse en las noches con una infusión fría de tomillo fresco.

Para su cultivo no es necesario contar con un espacio muy grande, debido a que es muy sencillo de plantar en huerto casero de pequeñas dimensiones. Para crecer rápidamente, necesita mantenerse bajo la luz del sol y como muchas otras plantas caseras solo requiere de los cuidados básicos.

Plantas comestibles para cultivar en Casa

El jengibre también es una opción viable para el cultivo en el hogar, para lograrlo solo se coloca un trozo de la raíz de jengibre en una maceta, con los brotes siempre hacia arriba. Al contrario de las otras plantas, es aconsejable que no reciba luz directa, solo pocas cantidades de sol durante las mañanas. Una vez que salgan los nuevos brotes, se puede trasplantar muchas veces más.

En el ámbito de la salud, el jengibre se utiliza para combatir las náuseas o los mareos. Pero también si se combina en té o preparaciones calientes puede aliviar el resfriado común, el malestar general y la congestión nasal. Es ideal para recetas caseras de tipo repostería y puede aportarle un toque único a las comidas.

Las plantas comestibles para sembrar en casa no solo sirven para potenciar los sabores de los alimentos, son excelentes ingredientes para preparar diversos remedios caseros. Por esta razón, siempre es recomendable tener algunas de ellas en el jardín del hogar y así toda la familia podrá disfrutar de sus increíbles propiedades culinarias y curativas, además de poder ahorrarte algunos pesos.

Tal vez te interese: ¿Qué maquina necesito para lavar la ropa? Descubre cuales son

Imágenes:
http://www.upsocl.com/wp-content/uploads/imverde/2015/06/hierba-aromatica-maceta.jpg
https://www.hogarmania.com/archivos/201707/regar-plantas-mujer-XxXx80.jpg