Robot Sophia: Lo último en tecnología de inteligencia artificial

La inteligencia artificial es un tema muy común en la actualidad. Avances en el desarrollo de las redes neuronales han permitido a las compañías crear robots inteligentes que ayudan a realizar cada vez más labores del día a día. El robot Sophia puede ser considerado lo último en esta rama de la tecnología.

Sophia es un robot humanoide social, desarrollado por la compañía Hanson Robotics en Hong-Kong, que cumple funciones interactivas en aras de brindar una cara amigable al público que no se encuentra tan involucrado con la robótica o inteligencia artificial.

Robot Sophia, conoce lo que puede hacer

Su activación se realizó el 19 de abril del 2015 y su primera aparición en público fue en el festival SXSW a mediados de marzo del 2016 en Austin, Texas, Estados Unidos donde demostró sus 50 diferentes expresiones faciales.

Increíblemente, el robot Sophia se convirtió en el primero con una nacionalidad en Arabia Saudita, al igual que fue nombrada Campeona de la Innovación por el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas, convirtiéndose también en el primer robot en recibir algún título por dicha entidad.

Para la creación de Sophia se requirió la ayuda de distintos desarrolladores de inteligencia artificial, incluyendo la experimentada compañía parienta de Google, Alphabet Inc., que estuvo a cargo de construir su sistema de reconocimiento de voz. También participó SingularityNET haciendo el dispositivo que suministra poder a su cerebro.

inteligencia artificial

Este nuevo robot tiene la capacidad para de realizar una variedad de expresiones.

El robot está modelado en base a la actriz Audrey Hepburn. A pesar de ser una máquina, se destaca su forma de expresarse como un humano a diferencia de versiones anteriores. De acuerdo al desarrollador, David Hanson, Sophia utiliza inteligencia artificial, procesamiento de datos visuales y reconocimiento facial.

Sophia se encuentra en la capacidad de imitar gestos humanos y expresiones faciales, es capaz de responder ciertas preguntas y realizar conversaciones simples en tópicos pre-definidos como el clima, por ejemplo.

Hanson desarrolló este producto para que actuara de acompañante para las personas mayores en hospitales u hogares de cuidado, también para ayudar en eventos de parques, esperando que con el tiempo pudiera adquirir técnicas de desarrollo social.

Entre sus características más importantes, resaltan las cámaras ubicadas dentro de los ojos de Sophia, las cuales, combinadas con un algoritmo hecho por computadora, le permiten ver, seguir rostros, mantener contacto visual y reconocer individuos. Aparte, puede procesar voces y tener conversaciones usando un sub sistema natural de lenguaje.

Recientemente, Sophia ha adquirido un par de piernas y la habilidad de caminar, poniéndola un paso adelante de su competencia ELIZA quien también utiliza inteligencia artificial de interacción social, pero únicamente desde la computadora, algo más parecido a un chatbot.

Pese a su distintivo repertorio de habilidades y avances tecnológicos, la receptividad del robot Sophia en la comunidad científica ha sido compleja, ya que algunos alaban su compleja red neuronal con la que puede responder a conversaciones y reconocer distintas personas, mientras que otros la catalogan de un simple chatbot con cara.

De acuerdo con Quartz, muchos expertos en el campo de la inteligencia artificial no han estado de acuerdo con el modo en el que la compañía presenta a Sophia. Han dicho que esta sobre estimada y que sus funciones no son nada fuera de este mundo.

Ben Goertzel, el jefe científico de la compañía que desarrolló a Sophia, acepta que no es ideal que algunas personas piensen que Sophia contiene una inteligencia equivalente a la de un humano, pero menciona que la presentación de Sophia ante audiencias es algo único y sin precedentes.

Citándolo, menciona lo siguiente: “Si les muestro la hermosa sonrisa de un robot, entonces tendrán el sentimiento que la IGA (Inteligencia Artificial General) podrá de hecho estar cerca y ser viable, nada de esto es algo que yo llamaría IGA, pero tampoco es algo simple de hacer funcionar”.

robot

ciertas reacciones se pueden notar en las expresiones.

De acuerdo a The Verge, Hanson usualmente suele exagerar en cuanto a las capacidades de la conciencia de Sophia, por ejemplo, estando de acuerdo con Jimmy Fallon durante un episodio en el que el mismo comentaba que este producto estaba “básicamente viva”.

En enero del 2018, el director de inteligencia artificial de Facebook, Yann LeCun, lanzó un tweet en el que mencionó que Sophia era una “completa mentira” en términos generales, destrozando a los medios de comunicación por dar cobertura a “Potemkin IA” un término generalmente usado como adjetivo para referirse a algo que se ve bien desde afuera pero que en realidad es una completa ruina.

En respuesta a dichos comentarios, Ben Goertzel ha declarado que él nunca ha pretendido que Sophia estuviera cerca de ningún nivel de inteligencia humano.

Lo cierto es que falta mucho para que se alcancen niveles de Inteligencia Artificial admirables, de momento, se puede esperar una evolución a corto o mediano plazo de la Realidad Aumentada y de la Realidad Virtual.

Quizás te pueda interesar Lenovo Mirage Solo, la nueva propuesta de VR

Imágenes:
https://media.metrolatam.com/2018/03/30/sofia-bf8ee8e76b5e6dc869daefd01307aead-1200×800.jpg
https://cdn.techjuice.pk/wp-content/uploads/2018/01/the-robot-sophia-makes-an-angry-face-during-an-on-stage-interview-1024×568.png