¿Cómo darle un nuevo estilo a la casa de verano?

Son muchas las personas que tienen un hogar en las afueras de la ciudad para pasar las diferentes temporadas. Esta estación es una de la más esperada por todos, ya que es una época de frescura y diversión. Por ello tener una casa de verano es genial.

La moda también va cambiando en este período. Los tejidos y los estampados dan un giro de 180º, siendo ideales para decorar cualquier espacio de la vivienda. No importa si se vive en una ciudad fría, el calor siempre llegará y es momento de hacer innovaciones a la decoración para modernizar el hogar. 

Elementos esenciales para una casa de verano

En este momento del año la temperatura es mucho más cálida, por lo que hay que olvidar todo lo que tenga textura peluda ejemplo el terciopelo. Sin son de los que tienen en el sofá distintas mantas, es la ocasión perfecta para guardarlas un rato, o por lo menos colocarlas en un rincón de la sala.

Las diferentes telas para usar deben ser más ligeras, ya que no se necesitará protegerse del frío.

Casa de verano
Imagen recuperada de “www.todastusfrases.com”

Olores

Esta estación suele estar rodeada por fragancias de brisa marina, flores o montañas. Es recomendable introducir en el hogar ambientadores o velas que refresquen el espacio, aportando un toque de pureza y frescura. De esta manera se va a ir convirtiendo poco a poco en una casa de vacaciones.

La luz

Esta es la época de más horas de luminosidad al día, por lo que hay que aprovecharlas. ¿Y cómo se hace esto? Abriendo las cortinas para dejar entrar la claridad de la mañana, la cual anima y revitaliza gracias a la energía que da el sol. 

Por lo general, las cortinas deberán ser de un tejido más ligero y no tan tupidas. Hay que olvidar las que son de terciopelo, y optar por unas semitransparentes o de colores sólidos. 

Tips para decorar el ambiente

Cambio de colores

Ciertamente el invierno sugiere tonos un poco más oscuros y cálidos, mientras que en esta temporada se pueden apreciar aquellos que son vivos y claros, para así potenciar la iluminación.

Casa de verano
Imagen recuperada de “www.zoubi.net”

Esto no quiere decir que en cada cambio de clima haya que pintar la vivienda, sino darle ciertos cambios a la gama de los accesorios, para que así la casa de verano sea más ad hoc a las tendencias. 

Una de las paletas más utilizadas son los azules: desde el marino hasta el turquesa. Aunque actualmente se están implementando más los morados. Otra opción son las tonalidades claras como el blanco o el beige.

¿Cuáles son los materiales ideales?

Si el invierno está caracterizado por fibras gruesas que ayudan a aislar el frío, en esta época es todo lo contrario. Los elementos que más se emplean, tanto en mobiliarios como en textiles son: yute, algodón, mimbre, madera y lino.

Todos estos son más ligeros, además de naturales, aportando un ambiente único de relajación, diversión y completa paz para pasar los días de vacaciones.

El toque verde

Este color siempre inspira una frescura total, por lo que en una casa de verano no puede faltar. No importan si son plantas con una contextura artificial o natural, de la manera que sea darán un aire de renovación a este lugar.

Casa de verano
Imagen recuperada de “www.pixabay.com”

Las más llamativas son las que tienen hojas muy frondosas, sin embargo, se pueden escoger cualquiera que sea muy colorida, como las orquídeas.

No hay que olvidarse de los cactus, ya que estos son duraderos y muy estéticos. Además, son ideales para tener durante todo el año, debido a que resisten las bajas temperaturas del invierno.

¿Cuáles son las tendencias en este espacio?

Durante esta temporada siempre suelen surgir opciones para que el hogar quede en óptimas condiciones. Muchas de estas no son las indicadas para aplicar en todos los cuartos, mientras que otras quedan geniales en algún rinconcito de la casa.

Las más concurridas son:

  • Marinera: también se le conoce como navy, y consiste en ambientar el sitio con muchas líneas en forma horizontal. Es indispensable que sean blancas y azul marino. La gama de pigmentos va desde el gris hasta uno más sólido como el amarillo.
  • Nórdico: este es un estilo muy versátil, el cual se puede convertir en étnico cambiando algunos elementos. Por ejemplo, se pueden sustituir las alfombras por sombreros de mimbre en la pared y abundantes cactus. 
  • Tropical: consiste en emplear colores que hagan alusión a la selva, como el amarillo, fucsia o rosa, y por supuesto el verde.
Casa de verano
Imagen recuperada de “www.salud180.com”

Este tipo de viviendas suelen tener distintas características, como una casa de verano con piscina, o un simple apartamento en la playa. Con la llegada de esta estación se logrará renovar el aspecto y ambiente del hogar, no importa su tamaño o ubicación. 

No es necesario darle un cambio por completo. Lo importante es proporcionar un nuevo aspecto, con los elementos que logren dar una sensación de mañana soleada en la montaña o una tarde de playa.

Quizás te pueda interesar: ¿Cómo ambientar el hogar con toques de arte milenario chino?

One Comment

  1. Pingback: Trucos para remodelar y renovar una casa antigua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *