Embarazo y viajes

Viajar embarazada no es imposible, aquí todo lo que necesitas saber

Cuando se trata de viajar embarazada, a muchas mujeres se les dificulta abordar un avión con tranquilidad por temor a que algo malo pueda pasarles a ellas o a al bebé. Sin embargo, si se tienen las precauciones necesarias y se siguen detalladamente las recomendaciones del médico y los protocolos de las aerolíneas para las futuras madres no tienen que constituir un riesgo mayor.

Es por eso que Viajala, el metabuscador de vuelos y hoteles, ha elaborado una guía detallada con algunos requisitos y recomendaciones importantes que han sido establecidos en el mundo de la aviación y que no solo aplican para Colombia.

Requisitos generales de las aerolíneas para abordar un avión y viajar embarazada

Semana 0 – 28

Si tu embarazo transcurre con normalidad y tienes menos de 28 semanas de gestación, es decir menos de 7 meses aproximadamente, puedes abordar el avión sin ninguna restricción ni preocupación. Esto es así en la mayoría de las aerolíneas, tanto colombianas como internacionales. No hay ningún riesgo en hacerlo.

Semana 29 a 35

Entre las semanas 29 y 35 debes consultar a tu médico tratante pues en este periodo de tiempo hay una mayor probabilidad de nacimiento prematuro o de alguna complicación en el embarazo. Por tal razón, las aerolíneas exigen un certificado médico legal y vigente en el que se especifique el estado actual de salud de la mujer y del bebé y en el cual se autorice el viaje. 

viajar embarazada
Imagen recuperada de “www.pixabay.com”

Después de la semana 35

Las aerolíneas no permiten el ingreso al avión de mujeres que tengan más de 35 semanas de embarazo debido a que el parto puede ocurrir en cualquier momento. Por lo que, si estás entrando en la semana 36, Viajala te recomienda pensar en viajar después del nacimiento del bebé y de que se cumpla la dieta. Cuando el embarazo es múltiple esta restricción puede aplicar incluso desde la semana 32.

*A pesar de que los requisitos generales para viajar embarazada son ampliamente replicados en el mundo, cada aerolínea tiene sus políticas propias que deben consultarse antes de adquirir cualquier pasaje. De esta forma podrás organizarte mejor, tendrás todos los documentos necesarios y evitarás el estrés a toda costa.

Imagen recuperada de “www.pixabay.com”

Recomendaciones para viajar en estado de embarazo

Consultar con el médico tratante

No importa si tu embarazo ha transcurrido sin complicaciones, lo mejor es que antes de viajar le informes a tu médico de confianza tus planes y le pidas recomendaciones para hacerlo. Si vas a salir del país, piensa en la forma más fácil para comunicarte con él en caso de que lo necesites. Adicionalmente, contrata un seguro médico en el exterior que pueda cubrir cualquier eventualidad. Usualmente las tarjetas de crédito y/o la medicina prepagada local ofrecen este servicio.

¡Cuidado con los mosquitos!

Lo mejor sería evitar viajar a lugares demasiado tropicales en donde exista el riesgo de contagio de enfermedades transmitidas por mosquitos como dengue, chikungunya o zika que puedan afectar la salud del feto. Pero si es tu deseo hacerlo, toma todas las precauciones necesarias como aplicar repelente cada 4 horas, usar ropa sin mucho escote y dormir con mallas antimosquitos para que no te piquen durante la noche.

viajar embarazada
Imagen recuperada de “www.pixabay.com”

La comodidad ante todo

Durante el viaje, los cambios en el cuerpo y el peso extra del bebé pueden producir algunas incomodidades, especialmente si este es muy largo. Así que intenta ir lo más cómoda posible y con ropa adecuada para viajar a gusto, como leggings, tenis y sacos sueltos. De igual manera, evita estar mucho tiempo de pie y caminar distancias muy largas.

Por último, busca un hotel que tenga todas las comodidades necesarias para que el esfuerzo que tengas que hacer sea mínimo, aquí no vale la pena escatimar. En plataformas como Viajala puedes filtrar la búsqueda de tu hotel según el número de estrellas, y los servicios incluidos por habitación. Asegúrate que tengas un cuarto y un baño propio.

 

Evita alimentos pesados

Cuando decides viajar embarazada es mejor que evites a toda costa comer alimentos exóticos o desconocidos que le puedan caer mal a tu estómago y al de tu bebé. Recuerda que no es momento de experimentar emociones muy fuertes con la comida, así que procura comer cosas más comunes para tu paladar o que contengan pocos condimentos.

Comida ligera durante el embarazo
Imagen recuperada de “www.pixabay.com”

Evita el estrés

Si tienes el permiso de tu médico y sigues todas sus recomendaciones, no tienes porque tener problemas durante un viaje. ¡Así que aleja el estrés de tu vida y disfruta! De nada te servirá pensar que cada cosa te puede hacerle daño a ti o a tu bebé al contrario, demasiado estrés podría afectarlos a ambos y arruinar el viaje. Así que tranquilízate y mejor dedícate a disfrutar y a tomar muchas fotos de tu experiencia para mostrarlas a tu hijo cuando sea más grande.

Quizás te pueda interesar: Organizar un baby shower: la mejor bienvenida para el bebé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *